lunes, 10 de septiembre de 2012

Tocando el bajo


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fuerza, ritmo y sensibilidad aunados en un esfuerzo común dotando a la pintura de una expresividad solo a la altura de un genio de nuestro tiempo, que destaca además por su sencillez y belleza personal. Bravo y enhorabuena, la posteridad está al alcance de tu talento

Rocio dijo...

Esta genial,ademas comparado con la foto,no le falta detalle,ole la marisu,si es q eres la bomba ;-p

Fernando dijo...

Tienes razón: No me había percatado de ésta entrada. De todos modos y antes de entrar en el comentario decirte que incluso he tenido que buscar en tu blog en viejas entradas para verlo; te digo ésto porque deberías cambiar en la configuración de tu blog algo: Y es que no tengas una sola entrada a la vista ( no sé exactamente cómo lo denominan ellos) pero pon que se vean varias entradas a la vez, de ese modo siempre ve uno lo que has publicado recientemente en la misma pantalla.
Del dibujo que me encanta. Éste es aún más difícil porque expresa movimiento y los que estamos en éste mundillo sabemos que eso no es fácil.
Lo de darle ese toque al fondo creo que lo enriquece muchísimo; me alegro que tuvieses en cuenta lo que te he dicho varias veces.
Sigue así.
Besos